Cómo hacer un muñeco de nieve

Anuncios publicitarios

Cómo hacer un muñeco de nieve
Si vives o vas de viaje a una zona en donde nieva, aprovecha y ¡haz un muñeco de nieve! Esta es una buena idea para un aburrido día. Pasarás un día diferente y divertido. Además, para hacer un muñeco de nieve no se necesita muchos materiales -obviamente lo que sí necesitas es nieve-. Pero, si no sabes cómo hacer un muñeco de nieve, no te preocupes. Hoy TusComos.com te dará la respuesta.

Antes de empezar a hacer un muñeco de nieve haces bien en ponerte guantes. Con esto hecho, ¡pon manos a la obra! Reúne tres bolas de nieve y colócalas una sobre otra. La más grande abajo y la más pequeña arriba. Agrégale accesorios que parezcan una cara, brazos, su típica bufanda y sombrero. ¡Y ya está! Tu muñeco de nieve está listo. Ahora, si lo que quieres es convertirte en un experto en hacer un muñeco de nieve, siga leyendo.

Lea también:

Cómo hacer un avión de papel

Cómo hacer una fogata: paso a paso

Cómo hacer un muñeco de nieve con bolas independientes

Paso 1: El lugar ideal

Para comenzar, busca una superficie plana que esté cerca de un cúmulo de nieve. Pues necesitarás una buena cantidad de nieve si tu muñeco va a ser grande.

Paso 2: La nieve

Necesitaras nieve que se apelmace adecuadamente, no sirve si es como hielo o está esponjosa. Cuando tengas nieve en su consistencia correcta, haz una bola pequeña con tus manos. Luego, colócala en el suelo y hazla rodar por la nieve. Poco a poco más nieve se le adherirá a tu bola y esta crecerá cada vez más. Te recomendamos que la dejes crecer hasta 1 metro de altura. Esta primera bola será la base de tu muñeco. Ponla en el sitio que escogiste como el lugar ideal para tu muñeco de nieve.

Anuncios publicitarios

Repite el proceso de la primera bola para hacer una segunda. En esta ocasión, hazla un poco más pequeña. Esta bola deberás ponerla sobre la primera, ya que será la parte del medio del muñeco de nieve. Si no puedes subirla para montarla sobre la otra, construye una especie de rampa. La puedes hacer con la misma nieve, o con otro material, como la madera. Colócala al lado de la primera bola y haz rodar la segunda a través de la rampa hasta que llegue a su lugar.

El proceso de hacer bolas de nieve tendrás que repetirlo una última vez. En esta ocasión para crear la bola que hará de cabeza. Así que esa no tienes que hacerla muy grande.

Paso 3: El muñeco de nieve

Ya habiendo apilado todas las bolas de nieve, una sobre otra, tu muñeco de nieve ya tendrá forma: la bola grande es su base, la bola mediana el centro y la bola pequeña su cabeza. Para fijar este trabajo, debes apelmazar nieve entre las bolas. De esta manera, te aseguras que se adhieran las partes que forman el cuerpo del muñeco de nieve. Si ves que tu muñeco no está firme, mete una rama delgada a través del muñeco. Introduce la rama verticalmente por la cabeza y cubre el agujero con nieve.

Dale los últimos toques a tu muñeco de nieve al ponerle accesorios a tu gusto: Una zanahoria es usada comúnmente como la nariz. Los botones o las piedras te pueden servir para los ojos. Con carbón o con más piedras le puedes dibujar una sonrisa. Un par de ramas que hagan de brazos para le muñeco. En el pecho del muñeco coloca botones de adornos. Y dale atractivo con un lindo sombrero y una colorida bufanda.

Cómo hacer un muñeco de nieve sin bolas independientes

Si no te anima la idea de hacer un muñeco de nieve rodando las bolas por la nieve, aquí te dejamos otra manera de hacerlo.

Paso 1: El lugar ideal

Como primer paso, busca una superficie plana que tenga mucha nieve cerca.

Paso 2: Dale forma a tu muñeco de nieve

En esta ocasión, solo haz una bola pequeña de nieve. Colócala de una vez en el lugar ideal para tu muñeco de nieve. A partir de aquí agrega la nieve que necesites y, como si fueras un escultor, con tus manos dale forma. Aléjate de vez en cuando para asegurarte que te está quedando como un muñeco de nieve. Cuando tengas listo el cuerpo del muñeco, agrega otra bola pequeña que sirva de cabeza. Sigue apelmazando más nieve hasta darle el tamaño y forma adecuado. Intenta alisar la línea entre el cuerpo y la cabeza para que se vea uniforme. Con la parte lateral de una pala puedes emparejar los bordes de tu muñeco.

Después de aquí, tu muñeco de nieve está listo para decorar. Ya lo que queda es jugar, divertirse y tomarse fotos con él. De hacer mucho frío, tu muñeco de nieve tendrá larga vida. Sí, al menos serán unos cuantos días.

Anuncios publicitarios

Related Posts

by
Martin Solutions, somos una agencia de creación de contenido. Estamos formado por un equipo de programadores, diseñadores, analistas y redactores.
Previous Post Next Post

Comentarios

  1. Pingback: Cómo hacer nieve artificial: paso a paso - TusComos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0 shares