Cómo hacer almíbar

Anuncios publicitarios

El almíbar es una especie de jarabe que resulta de la mezcla de azúcar con algún líquido que por lo regular es agua, pero que también puede combinarse con algunos licores o bebidas. Es una de las preparaciones más recurrentes de la repostería pues es la base de la elaboración de muchos postres y dulces. Por ello en este artículo de TusComos, te enseñaremos a hacer el almíbar común y los principales variantes que existen de el, así que no se diga más y comencemos.

como-hacer-almibar

Lea también: Cómo hacer merengue italiano

En la mayoría de las recetas, se hace mención de que se está utilizando el almíbar, pero nunca explican como se puede hacer, y por más complicado que esto parezca, la verdad es que es lo más fácil de hacer, solo se debe tener cuidado con las cantidades de los ingredientes.

Usos que se le dan al almíbar en la repostería:

El almíbar tiene un enorme gama de usos, pues es el ingrediente básico de algunas salsas, sorbetes, tartas, merengues, helados de frutas, conservas de frutas para cubrirlas, entre otras.

¿Cómo se elabora el almíbar?

Muchas de las veces nos entusiasmamos con la elaboración de un postre para sorprender a amigos o familiares y nos encontramos con que la receta solo menciona que es el momento de preparar el almíbar y agregarlo, pero nunca nos dicen “cómo se prepara”, por lo que terminamos desilusionados y sin saber como se hace. Pero no te preocupes, aquí, te diremos una manera fácil de hacer el almíbar, en solo minutos, para que nunca más te quedes a mitad de una receta sin saber que hacer.

Receta clásica del almíbar:

Ingredientes:

Anuncios publicitarios
  • 1 taza de agua.

  • 1 taza de azúcar.

Elaboración:

  1. Agrega los ingredientes en una cacerola y mezcla de manera constante para que el azúcar se disuelva.

  2. Es momento de llevarlo a fuego medio y seguir mezclando por 15 minutos.

  3. Es importante continuar mezclando todo este tiempo, no debes dejar de mover pues si no lo haces, se caramelizará y no será almíbar.

  4. En el momento que espese estará listo para retirar del fuego.

  5. Dejar enfriar.

Esta es la receta clásica y fundamental para los reposteros y la más recurrente para elaborar postres, pero existen algunas versiones más que te presentamos a continuación para que utilices la que más te guste o la que más se acople a la elaboración de tu postre.

Almíbar espeso con limón

Ingredientes:

  • El jugo de medio limón.

  • 3 tazas de agua.

  • ¾ de kilo de azúcar.

Elaboración:

  1. Se debe disolver en su totalidad el agua con el azúcar.

  2. Cuando esté completamente disuelta el azúcar, llevar a fuego medio y comenzar a mezclar.

  3. Cuando esté caliente agregar el jugo de limón y continuar mezclando por aproximadamente 1o minutos, o hasta que espese.

  4. Una vez que ya hirvió y espesó, el almíbar está listo.

Almíbar al licor

Ingredientes:

  • 1 taza de azúcar.

  • 1 cucharada del licor de tu preferencia.

  • 2 vasos de agua.

  • Ralladura o corteza de limón.

Elaboración:

  1. Diluir a la perfección el agua y el azúcar.

  2. Una vez bien disuelta el azúcar poner al fuego, agregar la corteza o ralladura de limón y el licor.

  3. Mezclar constantemente para que logre llegar a tener la consistencia que se desea.

  4. Retirar del fuego y dejar enfriar.

Este almíbar es ideal para bañar tartas y darle ese sabor envinado que tanto gusta.

Consejos sobre el almíbar.

  • Debemos tomar en cuenta el uso que le daremos al almíbar, para así poder determinar el punto que deberá tener y esto depende de la receta para que lo utilizaremos.

  • Es importante prestar atención y especial cuidado durante el proceso de elaboración del almíbar, sobre todo si tenemos niños pequeños en casa, pues el azúcar se calienta mucho más que el agua u otras sustancias, lo que nos podría ocasionar un accidente en caso de algún descuido ocasionando quemaduras graves, por ello no se debe dejar en la estufa, se debe retirar y dejar emplear sobre un lugar que no corran peligro niños ni adultos.

  • Si lo que buscas como resultado del almíbar es que sea espeso, lo que necesitas hacer es dejarlo por más tiempo en el fuego, así se consumirá o evaporará más cantidad de agua y la mezcla espesará.

  • Por lo contrario, si lo que buscas es un almíbar muy diluido, lo que necesitarás hacer es que en el momento en que comience a hervir deberá ser retirado del fuego para dejar enfriar y así poder obtener los resultados deseados.

Estos 2 últimos consejos, son denominados puntos de almíbar y como hemos explicado se clasifican en 6 puntos, los cuales son:

Almíbar liviano: El también llamado punto levadura, es cuando en cuanto hierve es retirado del fuego como ya te hemos comentado pero ¿cómo saber el momento exacto en el que está listo? Si sumergimos una espumadera y en ese momento se crea una especie de película fina que cubre los agujeros; ese es el momento.

Almíbar flojo: Debemos poner especial atención al momento de su cocción, pues en cuanto más esté en el fuego, más va a cambiar su textura, para reconocer cuando está en punto flojo, lo que debemos hacer es tomar una cuchara y retirar un poco del almíbar, dejar que se enfrié por unos minutos y tocar con nuestros dedos índice y pulgar el líquido, después juntarlos y separarlos, se deberá formar como una hebra que se rompe de inmediato.

Hilo fuerte: Se hace exactamente igual que el anterior, pero a diferencia que en esta ocasión el hilo que hace el almíbar no debe cortarse de manera inmediata, debe ser más consistente, puesto que debe ser un poco más espeso.

Otra manera de comprobar su está en punto de hilo fuerte es tomando un poco con una cuchara y dejándolo caer desde lo alto, si se sostiene y no se rompe es el momento exacto.

Bola blanda. Se conoce si dejamos caer un poco de almíbar en una taza o vaso con agua, si este forma una bolita, está listo para usarse, por lo recular se utilizan para fondant o para algunos tipos de caramelo bando.

Bola dura. Se hace como la anterior, a diferencia que esta vez deberá ser una formación de una bolita que será más dura.

Punto caramelo. Cuando dejas caer una gota en una superficie plana y se hace una gota caramelizada, es el momento de retirarlo del fuego.

Anuncios publicitarios

Related Posts

by
Profesora especialista en diversos temas académicos. Me encanta escribir sobre arte, negocios, viajes y decoración. Me apasiona la filosofía y la economía. Amo la música, y si es rock progresivo mejor.
Previous Post Next Post

Comentarios

  1. Pingback: Cómo hacer merengue italiano - TusComos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0 shares