Cómo explicar la muerte a un niño

Anuncios publicitarios

El perder a seres queridos en la muerte es una de las experiencias más dolorosas que podemos experimentar. La tristeza de no volver a ver a la persona fallecida se une a otros sentimientos que pueden agobiarnos profundamente. Nostalgia, impotencia, frustración, decepción, aturdimiento, rabia pueden ser algunos de los otros sentimientos que tengamos. Y como si todo esto no fuera suficiente, a muchos se les muere alguien cercano siendo aún muy pequeños. Los adultos de la casa se enfrentan al duelo por el fallecido y al dilema de no saber cómo explicar la muerte a un niño. Comprendiendo tu difícil situación TusComos.com te ofrece una mano amiga al responderte en la entrada de hoy cómo explicar la muerte a un niño.

Es cierto que al no tener la madurez necesaria, un niño pudiera desarrollar fuertes traumas al pasar por esta experiencia. Pero no te angusties, que con la debida atención y  delicadeza el niño crecerá emocionalmente sano.  Por lo tanto, es fundamental que los adultos que rodean al niño lo ayuden a entender la muerte, a comprender que el dolor que sienten es normal y que a pesar de todo se puede salir a delante. Sin embargo, para lograr esto con el niño, antes el adulto debe tener claro ciertas cosas acerca de la muerte y el duelo.

Cómo explicar la muerte a un niño

El adulto y la muerte

Ante la eterna pregunta: ¿Qué nos sucede al morir? La mayoría de las personas no han encontrado una respuesta que las satisfaga. No obstante, es necesario que antes de explicar la muerte a un niño, el adulto se responda esa pregunta. Si aún no sabes que nos ocurre después de la muerte, lo que dice la Biblia puede servirte.

Este libro considerado una guía para la vida, y para muchas religiones sagrado, enseña que ‘los que están vivos están conscientes de que van a morir, pero los que mueren no están conscientes de nada’ (Eclesiastés 9:5). Es decir que, cuando morimos, dejamos de existir. La muerte es lo contrario de la vida, de esta manera los que mueren no piensan ni actúan ni sienten. Por otro lado, según este libro, morir no significa quedarse sin esperanza. Con frecuencia en sus páginas se asemeja la muerte con dormir profundamente (Juan 11:11-14). Y enseña que Dios tiene el poder de levantar a las personas muertas para darles vida en el futuro (Job 14:13-15)

Ya teniendo una idea de qué ocurre al morir y la esperanza que tienen los muertos, hay otro detalle que debes comprender para explicar la muerte a un niño: tú también estas de duelo por la pérdida. No escondas tu dolor para parecer fuerte. Muéstrale al niño que tener sentimientos es de humanos, que se pueden hablar y en ocasiones llorar sin que esto sea una vergüenza o algo malo. Pero cuida de que tu pena no te ahogue a tal punto que olvides prestar ayuda y explicar la muerte a un niño.

En este artículo TusComos.com solo sugiere cómo explicar la muerte a un niño. Lo que expliques a tu niño sobre la muerte dependerá de tu cultura, religión, educación y principios

Anuncios publicitarios

Cómo explicar la muerte a un niño

Para explicar la muerte a un niño es importante decirle la verdad de forma sencilla. No haga de la palabra “muerto” y “muerte” un tabú. Con empatía, abrazándole, dígale al niño: “Le pasó algo a “x”, es muy triste lo que le pasó. Se enfermó mucho y ningún remedio lo curó. “X” ha muerto. Nadie es culpable de su muerte. Le vamos a extrañar demasiado porque lo amamos, igual cómo él nos amaba”.  Es recomendable que añade que el niño ni los demás solo por  enfermarse van a morirse. Si la muerte fue por otra causa, explíquesela lo más clara posible, eso sí teniendo en cuenta la edad del niño. No es necesario entrar en detalles crueles de cómo murió.

Si pregunta “¿Qué es eso de muerto?”,  no lo calle y responda: “‘Muerto’ es que su cuerpo no funciona y ya no oye, ni ve o habla, no hace nada de nada”. Así evitaras que el niño les tenga miedo a los difuntos. Si usted cree en la esperanza de la resurrección háblale sobre ella al niño. Dígale que al igual que ustedes, Dios no olvida al muerto y como tiene tanto poder, en el futuro le dará vida.

Para explicar la muerte a un niño no es bueno decirle que el familiar fallecido se fue de viaje. Esta comparación puede desarrollar en el niño sentimientos de abandono. Hará que el niño se pregunte: ¿Será qué no me quería y prefirió irse de viaje? ¿Por qué no se despidió? Otra cosa que no debe decirle a su niño es que la persona que murió está dormida. Si lo entiende literalmente, luego quedarse dormido será un problema para el pequeño.

Anuncios publicitarios

Related Posts

by
Martin Solutions, somos una agencia de creación de contenido. Estamos formado por un equipo de programadores, diseñadores, analistas y redactores.
Previous Post Next Post

Comentarios

  1. Pingback: Cómo enseñar los colores a los niños - TusComos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0 shares