6 beneficios de las sociedades anónimas

Anuncios publicitarios

Con la tecnología en constante expansión, cada día que pasa nuevas ideas de productos y servicios surgen. Estas ideas son probadas y evaluadas para ser implementadas y dar inicio a una aventura emprendedora.

A partir de ese momento, surgen socios que agregan valor al emprendimiento tornándose fundamentales para el buen desarrollo de la operación, ya sea por el aporte de capital o conocimiento técnico en determinada área.

De ese modo, se despierta la necesidad de constituir una sociedad y reglar toda la relación que está por venir. Cabe señalar que estos socios pueden ser personas físicas o jurídicas, por ejemplo, en busca de diversificar sus inversiones a través de asociaciones comerciales para el crecimiento compartido, el ejemplo de las joint ventures.

La sociedad anónima (SA) tiene algunas características que pueden encajar en estos aspectos, siendo una óptima opción para los empresarios!

¡Echa un vistazo a cuáles son esas particularidades!

1. Protección del patrimonio personal del socio

Según Vll Uruguay, al constituir una sociedad anónima (S/A), se adopta la regla de limitación de responsabilidad. Así que cuando el precio de las acciones suscritas han sido totalmente pagadas, el patrimonio personal de los socios no responderá por las obligaciones asumidas por la empresa, lo que reduce el riesgo de negocio.

Anuncios publicitarios

2. Celebración de un acto constitutivo

Para esto, deberá ser celebrado un estatuto social estipulando todas las matices de la relación entre los socios, tales como: nombre, la sede, el capital social, características de las acciones, administración, asambleas generales, estados financieros, formas de liquidación y el reembolso de acciones, las reservas y la distribución de beneficios, creación de rol de retiro o exclusión, entre otros aspectos de suma importancia.

Esta estipulación contractual minuciosa debe ser hecha por un profesional especializado y tiene el principal propósito de mejorar la relación societaria, reduciendo y evitando conflictos. Por lo tanto, es posible hacer frente a los problemas internos a través del instrumento jurídico del acuerdo de accionistas.

3. Reservas y distribución de beneficios

Una sociedad anónima posee disposiciones legales que aseguran la distribución del dividendo obligatorio a los accionistas, proporcionando una mayor seguridad a la rentabilidad financiera de la inversión. Además, pueden crearse especies de acciones (preferenciales) que poseen derechos patrimoniales relevantes, como la prioridad en el momento de la distribución del beneficio. Entonces, en ese aspecto la SA es una opción más segura al inversor.

Además, existen disposiciones legales que obligan a las corporaciones a hacer una reserva legal de los beneficios, en un importe del 5% por año, para completar el 20% del capital social, con el fin de proporcionar una mayor seguridad para la inversión. Una vez más, vemos que ese tipo societario traslada obligaciones legales que garantizan mayor confort para quien quiere invertir.

En cuanto a la comparación, la sociedad limitada no posee estas obligaciones legales, por ejemplo, ese tipo de sociedad para distribuir beneficios debe someter el acto a una deliberación que deberá superar los quórumes legales o contractuales. En caso de que exista un controlador que nunca se decida por la distribución de beneficios, los minoritarios nunca tendrán derecho.

Para evitar esto, en el momento de constitución de la sociedad o del ingreso del socio inversor es aconsejable estipular en contrato social o en acuerdo de quórumes la distribución obligatoria de beneficios.

4. Demostraciones financieras

De la misma manera, la SA deberá mantener escrituras permanente de sus negocios, y con base en ellas, al final de cada ejercicio social, deberán ser elaboradas los estados financieros: balance patrimonial, demostración de ganancias y pérdidas acumuladas, resultado del ejercicio, flujos de caja , y si es compañía abierta, demostración del valor agregado.

De esta manera, estos documentos deberán publicarse en un plazo de 5 días antes de la celebración de la junta general (depende de la legislación de tu país), garantizando una mayor transparencia y seguridad de sus operaciones para aquellos que quieren invertir.

5. Imposibilidad de retirada inmotivada

Además, la sociedad anónima posee un rol taxativo para el ejercicio del derecho de receso y su estructura no permite la salida inmotivada de accionistas. Esto garantiza que la compañía no tenga desembolsos imprevisibles, garantizando la seguridad de la inversión.

6. Mayor facilidad de captación de recursos

Por último, este tipo de sociedad posee una mayor facilidad de captación de recursos, ya que tiene a su disposición la posibilidad de crear de debentures (título de crédito), apertura de capital en la bolsa, entre otras peculiaridades.

¿Te gustó la publicación? ¡Deja tu comentario!

Anuncios publicitarios

Related Posts

by
Profesora especialista en diversos temas académicos. Me encanta escribir sobre arte, negocios, viajes y decoración. Me apasiona la filosofía y la economía. Amo la música, y si es rock progresivo mejor.
Previous Post Next Post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0 shares