5 Dietas para reducir abdomen a base de frutas

Si quieres quedarte asombrado conociendo dietas para reducir el abdomen sigue leyendo este artículo, en el mismo encontrarás 5 dietas concretas que te permitirán lograr dicho objetivo.

Son dietas sanar, completamente naturales y que te aportarán una amplia reducción de abdomen en poco tiempo.

Dietas para reducir abdomen de duración determinada

Lo primero que debes saber es que las dietas que se te presentarán a continuación son dietas para ser llevadas a cabo por periodos de 5, 7 o 10 días consecutivos desde que hagas inicio de ellas.

Ello es importante que lo sepas, pues en las dietas para reducir abdomen de forma rápida es interesante no quedarte corto según el nivel de abdomen que tengas que perder, pero tampoco sobrepasarte en los días máximos de cada dieta pues a partir de esos 10 días máximos.

Deberás pasar a dietas más de mantenimiento que te aportarán otro tipo y nivel de nutrientes y que te permitirán mantener esa pérdida de abdomen obtenida en el periodo intensivo durante el cual has realizado la otra dieta.

Dietas para reducir abdomen gracias a la naturaleza

Todas las dietas para reducir abdomen aquí planteadas están pensadas para ser absolutamente naturales, así, las mismas están compuestas de frutos que sólo nos da la naturaleza, concretamente de frutas, de ricas, naturales, sabrosas y jugosas frutas.

Además, todas las frutas escogidas para el menester que aquí nos ocupa, no han sido escogidas libremente ni sin una lógica concreta, sino que las mismas han estado escogidas, por su nivel de aportación calórica, de azucares, y muy especialmente por su composición acuosa.

Pues en una dieta de este tipo lo que debe primar es el carácter acuoso de la misma máxime cuando lo que se trata es de limpiar, de purificar una zona donde se realiza un aposo de grasas muy importante.

Así, frutas equilibradas en todos los aspectos anteriores y que nos sirven para el objetivo aquí planteado son las siguientes:

  • Naranjas
  • Peras
  • Sandias
  • Piñas
  • Manzanas

La naranja será la más clásica de todas, ligeramente aportadora de fructosa pero muy acuosa. Alto poder nutritivo. En las peras encontramos una fruta de corte más dulce pero muy controlado, siendo ellas muy ricas en agua, especialmente algunas variedades.

Las sandias y las piñas son frutas de componente mucho más dulce pero su alto nivel purificante diurético compensa. La manzana es la fruta menos dulce y acuosa de todas ellas, pero su nivel dietético elevadísimo.

Decirte finalmente que escojas cualquiera de estas dietas para reducir abdomen, la misma consiste en un único punto: a lo largo de los días que dure la dieta puedes ingerir libremente (en su forma natural, y sin aderezos) la fruta en cuestión pero nada más que esa fruta, con excepción del agua sin gas, el café y el té (solos) que también son de libre consumo.

Responder

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar