100 veces más potente que los antibióticos

Investigaciones recientes revelan que el ingrediente puede prevenir la diarrea, los calambres, la fiebre e incluso el síndrome de Guillain-Barré.

El ajo Es la especia estándar de la mayoría de las preparaciones culinarias. Adyacente a la cebolla, aceite o aceite de oliva, le da un sabor especial a frijoles y arroz día a día, además de aumentar varias recetas. Pero sus cualidades no se limitan al gusto solo: una investigación publicada en demostró que el ajo puede ser hasta 100 veces más efectivo que los antibióticos.

Según los investigadores, el concentrado de ajo fue eficaz para inhibir el crecimiento de bacterias, responsable de síntomas como diarrea, calambres, dolor abdominal, fiebre e incluso el síndrome. Guillain-Barré.

La nutricionista Paula Castilho, de Sabor Integral, explica un poco más: el ajo tiene el poder expectorante, antifúngico y antibacteriano, estando indicado como tratamiento terapéutico en casos de asma, sinusitis, faringitis, gripe y resfriados, entre otros. Además, el ajo es rico en vitaminas. A, C, E, B (B1, B2 y B6) y tiene varios minerales.

Índice de Contenidos

Otros beneficios

Los beneficios del ajo no terminan ahí. Según el nutricionista, uno de sus compuestos (ajoeno) es un antioxidante natural que tiene capacidades de anticoagulante, lo que ayuda a prevenir enfermedades cardiovasculares y cerebrovasculares. El compost también ayuda a prevenir la propagación de cáncer de piel.

Otros compuestos presentes en el ajo han sido indicados en la prevención de cáncer de próstata y colon. Además, la investigación sugiere que el ajo puede disminuir los factores causales de úlceras y cáncer de estómago.

En la cocina, la comida también tiene beneficios: cocinar ajo con carne reduce los químicos cancerígenos en la carne cocinada que pueden estar relacionados con el cáncer de seno..

Como consumir

Como la mayoría de las verduras, la mejor manera de consumir ajo es. Según Paula, "no se recomienda saltear el condimento primero, sino ponerlo a cocinar junto con la comida, ya que cualquier tipo de cocción promueve una pérdida de propiedades funcionales", enseña. Además, lo ideal es pelarlo al consumirlo.

Se recomienda consumir 2 o 3 dientes al día Pero el nutricionista no recomienda alimentos para personas con problemas de digestión. También vale la pena recordar que un experto siempre debe ser consultadoSi aparece algún síntoma.

Responder